domingo, 8 de octubre de 2017

EL MARTINISMO

A continuación publico parte de una charla realizada por Irene Segurèt referida al Martinismo.

Esta charla se dio en el año 1960, momento en el cual la Orden Martinista con sede en Francia, cambiaba su Gran Maestro, debido al paso a dimensiones superiores de el Dr. Philippe Encausse, asumiendo el señor Emilio de Lorenzo.

Pienso que puede servir para aclarar aún más, ¿qué es el Martinismo?...

Que lo disfruten.

********************************

…En su esencia, el Martinismo es Occidental, por lo tanto Cristiano, y su meta es permitirnos, por el canal del Iluminismo místico que el propio Saint-Martin llamaba “la vía interna”, reintegrarnos algún día a nuestra verdadera patria, pues NO SOMOS DE ESTE MUNDO.
Para que se entienda bien lo que es un Martinista, debo poner ante todo en evidencia que Papus decía en 1900 para la introducción para una adición del libro de Saint-Martin, “Cuadro Natural de las relaciones que existen entre Dios, el Hombre y el Universo.”
“Cada uno de los miembros de esta Orden Caballeresca del Ideal que constituye la Orden Martinista, cada uno de los “Soldados de Cristo” que forman nuestros grupos y organizaciones, trabajan en la mejor forma posible en vista a la evolución de sus hermanos y a la evolución de los profanos. El deseo de perfeccionamiento mediante la prueba y el sacrificio; el sacrificio y el celo aportados a estudios frecuentemente áridos; el estudio constante de sí mismo para evitar juzgar a los otros severamente cuando se es tan tolerante para su propias faltas, genera poco a poco en el «Hombre de Deseo» las facultades que harán de él un «Hombre Nuevo».
“El Martinismo se esparce, en general, por la acción individual, por la asistencia moral a un hermano desesperado en esta época de lucha salvaje y despiadada en pos de los goces materiales…
“Soldados del Ideario Cristiano en una época de escepticismo y materialismo, casi todos egresados de centros de instrucción contemporáneos, sin ninguna creencia, nos hemos elevado del positivismo hasta el Iluminismo, dejando a la razón y al libre examen el gran lugar que legítimamente les corresponde.
“Y si nos apartamos de las supersticiones y errores difundidos en los distintos cleros, entendemos que desconfiamos tanto del clericalismo de Loyola como del de Voltaire y no queremos escapar de los límites de una Fe ciega para caer en la esclavitud de na negación y un ateísmo igualmente ciegos.
“Soldados rasos de una gran causa, pobres labriegos del «Gran Granjero», aspiramos a establecer el Reino de Nuestro Señor allí donde reina el «Príncipe de este Mundo», el Dios de plata y egoísmo que guía a la mayoría de los seres terrenales.
“Y, en esta acción, sabemos que no podemos nada por nosotros mismos, abrumados por nuestras faltas e ignorancia, sin la asistencia de arriba.
“Efectivamente, es cuando el hombre se dio cuenta que las llaves de la ciencia actual en las simples «llaves de plata» de que habla Louis Claude de Saint-Martin, y que las «llaves de oro» están en nosotros y no en los libros, es cuando el hombre tiene la entera conciencia de su inferioridad, que se levanta el velo de Isis y que el Iluminismo viene a recompensar al coraje en las pruebas, la humildad real y la confianza insobornable e la asistencia del reparador.
“Entonces, la ciencia terrenal se desvanece bruscamente en la vitalidad de la ciencia integral inmediatamente percibida; entonces se aleja de nosotros este mundo de injurias, de luchas y de calumnias cuando se alcanza el plano donde el perdón y la piedad dar fe de la Paz del Corazón.
“Y allí es donde deba de buscarse la explicación de esta tranquilidad del alma con que Saint-Martin, preso dos veces en los momentos más álgidos de la revolución, se ocupaba únicamente de discutir sobre la importancia de la acción de la Virgen Celestial en la generación del Cristo vivo en nosotros.
“El Filósofo Desconocido se preocupaba tan poco de su vida como de la de una gallina, pues vivía enteramente en la otra vida. Era un partícipe de los dos planos, un «nacido dos veces», un «Dwidja» (DVIJA sansc.: nacido dos veces o regenerado, una vez naturalmente y la otra vez espiritualmente, dedicando la vida a Dios dentro de una Orden religiosa. Dicc. Esot.)”
Agregaba Papus: “Se comprende que estas discusiones en semejantes momentos asombren a los críticos, como tales facultades los desorientan y desconciertan”
Pero el motivo de tal serenidad de espíritu puede ser interesante de conocer: proceda del carácter propio de la Iniciación Martinista.
Y así la concebía Saint-Martin:
“La única iniciación que predico y que busco con todo el ardor de mi alma es aquella que nos permite entrar en el Corazón de Dios y hacer entrar en nosotros el Corazón de Dios para enlazarlos indisolublemente. No hay otro misterio para alcanzar esta santa iniciación que hundirnos más y más en las profundidades de nuestro ser y no abandonarnos hasta tanto hayamos logrado extraer de él su raíz viva y vivificante, porque entonces todos los frutos que según nuestra especie, debemos llevar, se producirán naturalmente en nosotros y fuera de nosotros, como vemos que sucede en nuestros árboles terrenales porque ellos adhieren a su raíz particular y chupan incesantemente su savia.”  
Agregaré después de esta definición de iniciación, que si bien el Martinismo es cristiano, no es clerical, y el propio Saint-Martin no era clemente para el clero de su tiempo. Lucha contra el materialismo porque considera a sus desesperantes doctrinas como la manifestación visible del mal. No tiene por objeto crear Maestros penetrados por sus conocimientos u orgullosos de su saber sino que estudiantes humildes que siembren y se acojan luego al silencio después de haber cumplido con su tarea. Su acción es doble: actúa simultáneamente sobre sí mismo y sobre el próximo.
El Martinismo no se detiene ante historias de sectas o de política… Esto es asunto particular de cada cual, que no lo atañe. Sin embargo, reivindica para sí y para aquellos que son sus miembros, el sacrificio, el trabajo y la prueba que son de todos los partidos y de todas las iglesias.
El Martinismo confiere a aquellos que vienen a él una Iniciación Crística en su forma, que permite al que la recibe convenientemente y, entiendo con esta palabra en buenas condiciones de receptividad espiritual, hallar en él la vía interior que lo conducirá a los lugares de donde inicialmente proviene.
El Martinismo repudia la operación de Magia. Louis Claude de Saint-Martin estimaba que pueden ser peligrosas para el equilibrio mental y conducir a rutinas lamentables en materia religiosa.
En efecto, es necesario ser mentalmente recio para participar en operaciones de magia que comuniquen con fuerzas ocultas que se conocen mal, aun cuando se cree conocerlas bien y poder dominarlas. Se corren riesgos perfectamente inútiles al entregarse a ellas. Se corren peligros seguros que más vale evitar puesto que no conduce al objetivo, pues como decía Saint-Martin: “Todo sucede en una región en que le bien y el mal están íntimamente ligados”.
Si la vía interior preconizada por Saint-Martin lleva a aquel que la sigue a “penetrar en el corazón de Dios y hacer que el Corazón de Dios penetre en él”, por tomar una fórmula del Filósofo Desconocido ya citada, es preciso admitir que ello se lograría sólo por el AMOR y en el AMOR y que el acto ideal para caminar por esta vía es la ORACIÓN. Por eso en todos los grupos Martinistas se hace “Oración” al principio y al final de cada reunión.
Su resultado es altamente beneficioso, pues la oración no es la repetición monótona de una fórmula sino la creación de un estado ánimo que s una suerte de puente entre Dios y nosotros.
Por lo demás, por la oración se toma de verdad el sentido de lo Divino. Orar es para el alma lo que el alimento para el cuerpo y así como se atrofia el cuerpo al no alimentarlo, se debilita el alma al no orar.
Pero conviene orar bien.
Y éste es un consejo del Maestro Philippe, de Lyon, al respecto… “Basta solicitar desde el fondo del corazón, sin fórmulas sabias, pues aunque se buscase en todas las partes de los millones de mundos y soles sembrados por la mano de Dios, nunca se hallará algo mejor que la Oración Dominical y si no os atrevéis a dirigiros a este Padre tan bueno, rogad a la Virgen y ella presentará vuestra solicitud a su Hijo, quien la aceptará.
“Sin embargo, para que vuestra voz suba hacia el cielo, es preciso ser pequeñito; el cielo sólo escucha a los débiles.”
Hecha así, la oración da a la persona humana su completo desarrollo, en sentido Divino penetra en nosotros y asegura a todas nuestras actividades un desarrollo completo.
Si bien el Martinista ora, es también un modesto estudiante que hace que sus hermanos aprovechen los conocimientos que ha adquirido, pues la vía escogida no es una vía pasiva o contemplativa es, por el contrario, activa y operativa en el sentido etimológico y verdadero de la palabra.
Y éste es, a título de ejemplo, el plan de trabajo de uno de los grupos Martinistas del Colegio de París, para el año en curso. Se propone tratar sucesivamente los siguientes temas:
1)               La vía cardíaca, comparación con las diferentes vías de acceso al conocimiento.
2)               El mundo de los Espíritus.
3)               La Oración.
4)               Las pruebas y las tentaciones.
5)               La Vida – la Muerte.
   Este mismo grupo prevé una ayuda material y espiritual a personas enfermas o afligidas. Y a ello hay que agregar la práctica activa del amor al prójimo que es un deber para el Martinista, pues sabe que si lo amase como a sí mismo nada le sería ocultado.
Si cumple bien su programa, cada uno de los miembros de este grupo habrá hecho obra útil para sí y para los otros hombres, sus hermanos.
En efecto, cada uno de los temas que he citado habrá sido objeto de una discusión colectiva en la cual todos los miembros podrán participar. Saldrá de allí una mayor cohesión intelectual del grupo, una amistad fraterna mayor aún entre todos sus miembros, y también una eficiencia acrecentada en el trabajo colectivo e individual.
La meta perseguida por el Martinismo es la Iluminación. ¿De qué se trata?
“Un Iluminado – dice Papus- no es un médium; conserva el control íntegro y cociente de todas sus facultades cerebrales y puede seguir o no los consejos de lo invisible. Es libre y permanece enteramente libre.”
Conducen a la Iluminación dos vías, magistralmente descritas por PAPUS.
La primera, y también la más escasa, es aquella en que el Invisible actúa directamente sobre el Ser elegido. Previo coque que establece una relación entre los dos planos, la comunicación se hace sencillamente. Es el caso de Juana de Arco, de Swedenborg, de Jacob Boehme; continúa siempre bajo la dirección de lo Invisible, sin que el sujeto pierda el control de sus facultades.
La segunda, más común y de acceso más fácil, puede seguirse metódicamente, ya sea solo o ya sea bajo la dirección de Maestros Espirituales.
Dije fácil de acceso, pues está colmada de pruebas, humillaciones y sacrificios que desazonan a menudo a los más entusiastas. Conocemos la historia de Gitchel y sus compañeros. Eran veinte a la partida, muy decididos a llegar a la meta. Vinieron las pruebas: pruebas de dinero, de salud, de esperanza. Diecinueve abandonaron, Gitchel quedó solo, se empecinó y al fin llegó a la meta. Las escuelas iniciáticas conducen en esta vía a veces con un régimen alimenticio conveniente y un entrenamiento mental. El peligro está en el egoísmo y el orgullo; podemos creernos más puros que los demás y no querer entonces mancillar nuestra pureza; abandonamos el plano de la caridad y del amor y… hemos perdido la batalla.
Si ganamos este primer combate será siempre con el auxilio de su Potencia Invisible del Plano Divino, de un enviado cuyo nombre poco importa, pues resulta evidente que solos no logramos nada…
Entonces la humildad que tenemos en nosotros se afirma y conduce por medio de la oración ardiente a los brazos de Aquel que lo es todo, cuando nosotros nada somos. Ya no juzgamos a nuestro próximo; ya no decimos nada de él; sólo pensamos bien de él y finalmente lo amamos como a nosotros mismos. Correlativamente, se desarrollan la audición (por el corazón), la visión directa (por la glándula pineal), el tacto a distancia (por el plexo solar).
Aquel que alcanza este nivel no teme perder su pureza entre los impuros; al contrario, al compartir lo que recibe con aquellos que nada tienen, se afirman en sus aspiraciones y facultades.
Ya nada tiene que temer, salvo el Cristo cuyo soldado es.
Podemos recorres toda la ruta por una hora, como Swedenborg, o esperar por diecinueve años como Willermoz y tantos otros. Podemos esperar más tiempo aún. Todo depende de lo que nos acompañan en lo Invisible y que nos abran, ellos, la puerta cuando sea preciso y también de la tensión de nuestro cuerpo Espiritual.
Concluiremos como PAPUS: “Nada más fácil y nada más difícil que recorrer esta vía”.
Está abierta a toda buena voluntad y ningún ser humano es digno de ella. La puerta es tan baja que sólo los niños muy pequeños pueden entrar. Y generalmente; los que se presentan con hombres grandes y orgullosos, que estiman indigno achicarse. Por lo tanto la entrada les queda largo tiempo invisible. Agregaré: la Orden Martinista nos prepara justamente para verla y esta es su utilidad.
El Martinismo no es sólo una doctrina, es también un modo de vivir. Parte de la comprobación hecha por el propio Saint-Martin de que es “un muy aflictivo espectáculo ver al hombre atormentado a la vez por el deseo de conocer, no discerniendo las razones de nada y sin embrago con la audacia de querer dárselas a todo.”
El problema esencial es el propi hombre, y del estudio de este hecho debe surgir una solución válida sobre su origen y su destino porque preciso es explicarse las cosas por el hombre y no el hombre por las cosas.
Saint-Martin añadía: “Aquel que posee la ciencia de sí mismo sabrá llegar a la ciencia del mundo de los otros seres, pero el conocimiento de sí conviene buscarlo sólo en sí mismo. Sólo del conocimiento de lo que es, puede el hombre servirse con fruto para el conocimiento de las leyes de la Naturaleza y de los otros seres.”
Saint-Martin recomienda, de partida, la experiencia más segura: la de sí mismo y la de la conciencia de su estado. Su filosofía explica los hechos por sus principios: “Mi obra – escribía – tiene su base y su curso en lo Divino; espero que no dejará de tener un fin en este mismo Divino.”
E, invitado al hombre a proceder a su propio examen, le recuerda el adagio de Delfos: “Conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los Dioses”. Del cual, por lo demás, se pide un comentario a toda persona que desee ser Martinista, antes de ser recibida en la Orden.
Mediante el trabajo personal que nos pide Saint-Martin, el hombre descubre primeramente un Principio Superior y luego encuentra sus orígenes. Descubre sus debilidades, sus faltas y su caída. Luego, midiendo la distancia que separa estas dos condiciones, parte de su condición actual para encontrar la felicidad original y obtener su reintegración.
Este es el viaje magnífico al cual nos invita Saint-Martin. Está al alcance de todas las buenas voluntades.
Para Louis Claude de Saint-Martin el camino que lleva a la reintegración es el del Iluminismo por la vía cardíaca o mística.
PAPUS, cuyos conocimientos en el campo de lo oculto son prodigiosos, cuya erudición sólo se igualaba con la abnegación y el amor que profesaba a los otros hombres, sus hermanos, y que fue, bueno es repetirlo, durante treinta años el Gran Maestro jamás olvidado de una Orden Martinista en pleno desarrollo, nunca oculto en sus palabras y en sus escritos la preferencia que da a esta vía para liberar al hombre de su actual servidumbre y devolverle su dignidad primitiva.
Es también la vía que, fiel a sus enseñanzas, siguen en nuestros días los Martinistas y a la que invitan todos los “Hombres de Deseo” a seguir con ellos.
El Martinismo tiene su expresión en la Revista “L’Initiation”, fundada por PAPUS en 1888; recomendamos su lectura en razón de su gran interés y de la calidad de los temas que en ella se tratan.
Agregaré para terminar, que gracias al hijo de PAPUS, nuestro muy querido hermano el Dr. Philippe ENCAUSSE, Gran Maestro de la Orden Martinista, que ha encendido nuevamente la tea, el Martinismo está llamado a obtener nuevos y muy positivos éxitos, no sólo porque se apoya en la tradición, sino también, y ante todo, porque lucha por el Amor, el Bien y la Verdad y que nada, finalmente, puede prevalecer contra ellos ya que son los únicos y auténticos jalones de la vía de la reintegración…
Creedme, queridos amigos, todos juntos tenemos una ruta magnífica ante nosotros y, en esta vía o en otra, caminaremos juntos. Dos versos de Marie de France, escritos en el francés cantante del siglo XIII y con otros fines, lo dicen admirablemente:
“Y así es de nosotros,
Ni vos sin mí, ni yo sin vos…”
I S.

lunes, 11 de septiembre de 2017

VISUALIZACIÓN CREATIVA

A continuación publicamos un breve artículo, cuya autoría es de Margaret Hargas, miembro de Consejo Internacional de Investigaciones de A.M.O.R.C. (Antigua y Mística Orden Rosa Cruz.)
 
En este documento se entrega información sobre la forma como puede utilizarse la visualización en los tratamientos de curación. Y aunque el tema es tratado en forma muy general, mucho de lo que aquí se expone puede aplicarse a los asuntos personales de cada lector(a).

*******************************************

La visualización puede ser un instrumento significativo para enriquecer y crear armonía en muchos aspectos de la vida. La visualización puede ayudar a restaurar y a conservar la buena salud. La mente es extraordinariamente poderosa y flexible y, al combinar las facultades del intelecto, de la imaginación y de la intuición, damos dimensión y vitalidad a nuestros pensamientos. Nuestra manera de pensar impacta cada faceta de nuestra vida y la moldea.
La frase “Un hombre es según lo que piensa”, se refiere no sólo a los conceptos políticos o a las creencias religiosas, ni determina únicamente las cualidades de la personalidad tales como la bondad, la mente liberal y la confianza, sino que influye también en nuestro estado de salud y en el bienestar personal.
 Imaginemos por un momento a la persona que vive en un estado de constante ansiedad, preocupada por las deudas, los grados escolares, por los límites que le impone el tiempo o por no considerarse capaz de cumplir como lo esperan sus padres u otras personas allegadas; con toda seguridad esta persona sufrirá dolores de cabeza, insomnio, desórdenes digestivos o alergias.
Consideremos también a la persona impaciente -siempre apurada, con un pie fuera de la puerta- que nunca puede centrar firmemente su atención en el momento presente o en los asuntos inmediatos. Esta persona está propensa a que le suceda un accidente o puede sufrir de mala digestión, úlceras o de falta de memoria.
Podemos ver claramente que la forma de vida de esa persona y las consecuentes tensiones y cansancio, expresan los hábitos de su pensamiento. Así pues, si el comportamiento y la buena salud son la manifestación del pensamiento, es la naturaleza de éste la que debe ser influenciada para crear armonía personal. La visualización puede ser un medio excelente para efectuar tales cambios.
Para visualizar en forma efectiva es necesario dar ciertos pasos. Primero, hay que identificar la manifestación del problema. Segundo, se debe identificar la meta y la naturaleza de los obstáculos que podrían impedir alcanzarla y, por último, crear la visualización que cambie el pensamiento-hábito problema, por el pensamiento-hábito constructivo.
Consideremos como ejemplo que el primer paso está representado por una enfermedad relativamente común: un dolor en la parte inferior de la espalda. Nuestra meta es, obviamente, librarnos de la causa del dolor. A fin de lograrlo, debemos entender cual es la naturaleza del problema que causa físicamente ese dolor, la cual puede ser tan obvia como el hecho de levantar algo muy pesado en forma inapropiada o la costumbre de asumir posturas inadecuadas. Sin embargo, debemos entender que la parte inferior de la espalda es la base de la espina dorsal y que la molestia en esa área puede deberse a una reacción física a la creencia de que existe un sistema de apoyo insuficiente en nuestra vida, ya sea por un rompimiento en las relaciones con los amigos o la familia, o por apuros económicos. Es posible que nos sintamos irritados por pensar que “tenemos que hacer todo solos” o porque “nunca contamos con suficiente tiempo, dinero, energía, etc.” Por lo tanto, debemos analizar lo que nos ha sucedido recientemente para descubrir la causa por la que se manifiesta físicamente el dolor o la enfermedad, y determinar si está presente una relación semejante a la que hemos delineado.
El tercer paso es la visualización. La imaginación, sea simbólica o realista, puede tomar cualquier forma que guste a la persona. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que, para que resulte más efectiva, el proceso de visualización ha de tener fundamento, hay que valerse de la concentración y ser honestos con nosotros mismos.
Respecto al dolor en la parte inferior de la espalda, tenemos que imaginar que estamos conectados con la Tierra, debemos vernos firmemente enraizados a ella. Esto servirá de fundamento al proceso de visualización y puede ser especialmente beneficioso cuando nos sentimos indispuestos o “desarmonizados”.

El segundo paso es concentrarnos enfocando la atención en el centro de la cabeza. Esto ayuda a la concentración, a “bajar el volumen” de los pensamientos que distraen y a liberarnos de estímulos externos.
El paso final es llenarnos de verdad acerca de nosotros mismos. Descubriremos con frecuencia que nos encontramos actuando en base a valores y opiniones que en realidad no son nuestros. Por ejemplo, cuando fuimos niños se nos enseñó lo que es un comportamiento aceptable y cual no lo es. A medida que maduramos, tenemos el deber de volver a examinar los valores en los que hemos basado nuestra vida y decidir cuales son convenientes para nosotros, para luego desechar o volver a moldear los que no lo son. Los conceptos sobre la bondad y el éxito personal son frecuentes áreas problemáticas, y nuestra satisfacción y la habilidad de hacer decisiones personales pueden verse obstaculizadas si hemos asumido las expectativas de otra persona. El agobio de vivir con la verdad de otra persona puede crear bastante confusión y conduce a que todos los niveles de la experiencia sean ineficientes.
De manera que, para deshacernos de un problema como el dolor en la parte inferior de la espalda, debemos decidir cuales son nuestras propias necesidades y capacidades; enseguida, debemos llenarnos con la idea de que tenemos a nuestra disposición todos los talentos y recursos necesarios, y que contamos también con apoyo y fundamento (recuérdese que esta es la función de la parte inferior de la espalda).
La visualización puede ser tan sencilla como imaginar que un Sol dorado, que representa nuestro conocimiento personal, ilumina nuestro cuerpo brindándole salud, o puede ser más sofisticada y detallada. Pero mientras más simple sea el proceso, más fácil será mantener en foco la concentración.
Al final del proceso, termine la visualización con la certeza de que la ha completado y ya se ha operado el cambio. Esta convicción impacta a la mente con la verdad acerca de uno mismo. Por último libere la imagen y retorne a sus actividades acostumbradas.
Este proceso es muy seguro y fácil de realizar. A fin de poder correlacionar la manifestación física del problema con el estado mental y la reciente experiencia emocional, es necesario considerarlo cuidadosamente. Además, se requiere un examen de conciencia sincero para descubrir dónde falla el conocimiento sobre la verdad personal; sin embargo, estas áreas ya fueron objetivadas por la indisposición y la falta de espontaneidad. Para empezar a obtener ese conocimiento sólo necesitamos considerar honestamente esos asuntos.
En términos de nuestro desarrollo, de la mejora en nuestro bienestar y del conocimiento de nosotros mismos, todos los resultados son beneficiosos y las habilidades que se necesitan para tener éxito en la visualización son ya de nuestro completo dominio.

Puntos de Reflexión:

  1. “Somos según lo que pensamos”. ¿Qué experiencias y emociones personales precedieron a su última enfermedad?
  2. ¿Cuáles son los pensamientos-hábito personales que traen alegría y realización a su vida?
  3.  Examine sus valores personales, especialmente los concernientes al éxito y a la bondad. ¿Son suyos esos valores por haberlos adquirido a través de la introspección y evaluación personal, o alguien más se los trasmitió? 
  4. El proceso de visualización es un paso importante para que se manifieste un cambio. Es importante liberar el proceso al final del ejercicio, con la certeza de que ya se ha operado el cambio.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

SENTENCIA Y AJUSTICIAMIENTO DE JOHN PEACE LOWE

Esta narración que publico a continuación, es una narración ficticia que fue enviada a la Revista "Hoy", en Santiago de Chile, para participar en una concurso literario que dicha revista creó, sobre el tema ¿qué habría sucedido si Jesucristo habría vivido en los días actuales".

Puede que se esté de acuerdo o no en muchas de las breves premisas presentadas, o en la forma de hacerlo; pero se ha de reconocer que esta última es bastabte novedosa y singular...

El autor es desconocido.  Espero que lo disfruten....

*********************************************

Santiago, 22 de diciembre de 1938
Señor Director de “Hoy”
Presente.-
______________________________
Señor Director:
Envío copia de una traducción de un documento que puede tener relación indirecta xon la interesante encuesta que realiza la revista “Hoy” a sus lectores.
Este documento lo obtuve personalmente de los archivos de los Tribunales de la ciudad de Boston, Estados Unidos. Recopilo jurisprudencia en los diferentes Tribunales del mundo y en m investigación me encontré con esta sentencia. Desgraciadamente, como podrá apreciar el señor Director, este documento está incompleto en lo que se refiere a la fecha y firma de los jueces. De todos modos, vuelvo a repetir, he creído de interés enviarle copia de la traducción, porque hay considerandos, declaraciones y testimonios que tienen, a mi modesto entender, alguna relación con su encuesta.
Yo no soy persona de imaginación, ni tengo suficiente inteligencia para responder a tan apasionante encuesta; contribuyo pues con esta copia del documento al problema interesantísimo que esa revista ha formulado a sus numerosos lectores.
Saluda respetuosamente al señor Director, S.S.S.

___________________________



Ante esta Corte ha llegado en grado de apelación la causa contra John Peace Lowe, de nacionalidad estadounidense, de treinta y siete años de edad, que lee y escribe, de estado soltero, sin profesión conocida y apodado por la opinión pública como el Enemigo Público número 2.
Los motivos de acusación son estafa, homicidio, robo, conspiración, contrabando, perjurio; delitos todos que se han acumulado entre los diferentes expedientes iniciados en su contra y que llevan los números…………..
Después de oír las declaraciones de los testigos citados al efecto, la acusación del Fiscal y la opinión del Jurado, y teniendo, además, presente:
1º Que el tal John Peace Lowe en las festividades de Pascua del año………  y hallándose en la plaza pública, se le encontró predicando a base de un falso concepto de amor y caridad, la disolución de los poderes constituidos, la falta de respeta a las leyes de orden público y de policía local, habiéndose producido por este motivo un levantamiento de la masa popular que se encontraba ayudándolo, hechos todos que constan en las declaraciones de los testigos…………………..
2º Que según la opinión de los médicos…………… nombrados por esta Corte para el examen mental del tal John Peace Lowe, acerca de que si sus prédicas constituían algún tipo de demencia clasificada por la ciencia, desde el momento que en sus dichos se encuentran frases como las siguientes: “Yo he venido a traer y definir el verdadero amor y la caridad que han sido desconocidos y desnaturalizados e sus conceptos primitivos extraídos de los Evangelios y predicado a todos aquellos que se identifican con las diferentes confesiones religiosas llamadas cristianas.” “Yo he venido a traer el Reino de Dios”. “No quiero que se piense ni se tenga por justicia divina la persecución inicua que se hace en contra de los judíos, a pesar de haberme sus antepasados crucificado, porque no es llamado a hacer justicia el siervo, sino el amo, ni el hermano criminal puede ser arrojado por el hermano justo de la casa paterna, si no es con la voluntad del padre”. “Mas en verdad os predico que me crucificáis diariamente y a toda hora y con más saña que los judíos en cada uno de los seres humanos que forman hoy el proletariado y que habéis, ¡hipócritas!, pretendido proteger el nombre de la igualdad, de la fraternidad y de la libertad, porque la fraternidad en vuestros labios impuros signo es de hipocresía, mas no del amor fraternal predicado por mi en representación de mi Padre. Ni habéis podido tampoco predicar la libertad basada en la satisfacción de los bienes materiales, de los sentidos, porque la única la única libertad que debíais haber predicado, basada en la espiritualidad, la habéis aherrojado con leyes que han condicionado la emisión del pensamiento, la manifestación de los sentimiento, etc.” Y después de oír los informes médicos respectivos que están agregados a fs……………, se ha llegado a la conclusión de que el inculpado se encuentra en su sano juicio y que lo único que pretendía es, como ya se ha dicho, la disolución de las instituciones fundamental de la República y el Estado Federal, siendo notoriamente públicas estas intenciones, ya que siempre desdeñaba hacer sus prédicas en los centros científicos e intelectuales, buscando sus auditores entre las personas del pueblo, donde fácilmente toman cuerpo todas estas prácticas disolventes.
 3º Que oídos los informes de los médicos……………. Especialistas en cuestiones sexuales, se ha llegado a la conclusión de que el tal John Peace Lowe es un ser anormal, que sufre de degeneración glandular congénita, lo que sería un antecedente explicativo de la prédica que respecto a cuestiones sexuales ha formulado en los diferentes lugares, ciudades y pueblos, según los numerosos testimonios agregados a este expediente, entre los cuales bastará citar los siguientes: “El amor para que sea verdadero no debe buscar el polo opuesto sino tratar de que se refleje este cariño en igual intensidad como ante un espejo. El amor no busca complementos, porque el amor es en sí íntegro, lo lleva todo y lo otorga todo. ¿Para qué hacéis cuestión de los invertidos, ¡hipócritas!, cuando tomáis a una mujer y ejecutáis mental y corporalmente apareamientos peores que las bestias? El Espíritu no tiene sexo, de modo que la procreación de los humanos no es más que una finalidad de la naturaleza para dar ocasión a las reencarnaciones de espíritus, que de por sí, tienen iguales derechos e iguales deberes. ¿Quién os asegura, matrona respetada en los círculos sociales, que no seáis la reencarnación de Cleopatra, de Mesalina o de otra meretriz cualquiera? Si tenéis la seguridad del cuerpo, que nada os vale, ¿tendréis la misma seguridad de la pureza del espíritu? Y si vuestra hija faltare a las normas sociales existentes, ¿con qué derecho, con qué sentimiento, con qué espiritualidad la condenaríais? ¿Acaso no tenéis la seguridad de que vuestro hijo, a quién cuidáis y en quien habéis formado el complejo de Edipo, no hay sido vuestro amante en otra encarnación?; etc.” Frases todas que forman un conjunto de teorías sin base científica alguna, amorales y que van en contra de las buenas costumbres y de todo lo que la sociedad se precia de respetar y hacer respetar, lo que constituye un peligro para la juventud.
4º En uno de los procesos acumulados, doña………… ha deducido querella por homicidio en contra del reo Peace Lowe, fundada en que, en vista de la fama de curandero y de hacedor de milagros que se logró infiltrar en las masas, llamó al reo para que atendiera a su hijo que se encontraba atacado de cáncer al estómago y que se encontraba desahuciado por los médicos desde varios meses atrás. Relata como el susodicho Peace Lowe llegó la tarde del 7 de junio a su casa de la calle……….., y penetrando en la habitación de su hijo que estaba postrado en cama, sin saludarlo, se pudo en actitud de oración. Estos dichos y hechos están corroborados por la declaración de los testigos presenciales……………, quienes también han declarado en el proceso aludido. Terminada la oración, en vez de tomar la actitud y suaves miramientos que se deben a un enfermo de la gravedad de su hijo, lo increpó con las siguientes palabras: “Oh!, símbolo de la sociedad moderna, corrompidas tus entrañas por tus culpas y pecados, que te quejas y te dueles de un mal que has provocado consciente y reflexivamente. Sin embargo, la voluntad de mi Padre y la bondad que se manifiesta por mi intermedio, te conceden que el dolor te purifique. Ti mejoría y salud no convendría a nadie de este mundo material, si no es para demostrar la omnipotencia de Dios, pues todas sus víctimas hace tiempo que han pagado su tributo a la muerte. Porque tú has violado, has robado, has insultado a tus padres, no has sabido contener tus pasiones y has mancillado tu condición de hombre en la satisfacción de tus apetitos carnales con el inmundo contacto con seres irracionales, de donde has contraído la enfermedad que roe tus entrañas. Nada pues, puede beneficiarte la salud, porque no podrías ni siquiera salvar la vida de tu hijo, que has pagado a manos mercenarias para quitársela. Lo único que puedo hacer en vista del dolor de tus parientes aquí reunidos, es decirte: “Descansa en paz”. Relató la denunciante como durante estas palabras el enfermo, con una agitación muy natural, fue quedando como hipnotizado por la poderosa mirada del reo, y que junto con pronunciar las últimas palabras se produjo un shock nervioso, corroborado por el informe médico que rola a fs………….., que la causa directa e inmediata de la muerte. Y no contento con ejecutar este hecho criminal, se dirigió (expresa la denunciante) a mí y me increpó: “No te asustes mujer, por la muerte de este hijo, porque realmente y en verdad te digo que has asistido al nacimiento de él. Está en mejores y más espirituales condiciones que en tu mismo vientre y junto con actuar en su vida humana era un cadáver en vida, o más bien dicho, la vida de un cadáver”. Expresa la denunciante y los testigos, cómo reaccionando rápidamente, lo tomaron, lo golpearon y lo llevaron al próximo puesto de policía, donde hicieron el denuncio de homicidio. Interrogado en este proceso el reo sobre los hechos, ha confesado de plano que era su voluntad y su misión destruir el símbolo de la sociedad moderna en la persona y cuerpo de su víctima; y si en otras ocasiones había otorgado la salud y la vida, por el mal empleo mal ejecutado por estos dones recibidos por la omnipotencia de su padre y por las negativas pertinaces de la ciencia moderna, debía una explicación acerca de los llamados milagros de su encarnación anterior, y estaba dispuesto a demostrar la omnipotencia de su Padre al conceder en forma negativa para los humanos, la vida eterna espiritual.
5º Que de los antecedentes de los numerosos procesos acumulados se ha logrado probar y constatar que el reo Peace Lowe ejercía la medicina en forma ilegal, o sea, sin tener título para ello otorgado por alguna de las Universidades reconocidas por los Estados. Que examinados todos estos pretendidos milagros, se ha logrado probar que los casos en que pudiera pensarse en una curación sólo eran producto y efecto de la sugestión que ejercía el reo en personas debilitadas por el ayuno a que los sometía y a la fe que lograba inculcarles en sus dotes curativas. Todo lo anterior ha sido corroborado por los informes de los médicos que han examinado a los pacientes tratados en la forma ate dicha. Se ha logrado establecer que, con el fin de obtener situaciones de ventajas políticas o sociales para predicar sus doctrinas disolventes, embaucaba y realizaba supuestos milagros para ganarse adeptos y futuros apóstoles de sus inconfesables ambiciones personales.  
6º Que en festividades de Pascua del año……… estuvo el reo repartiendo dinero en la plaza pública a personas menesterosas. Que investigado el origen de ese dinero se ha podido establecer que era producto del comercio ilícito del contrabando de licores, que obtenía con sus cómplices………, hoy confesos, y que todas estas ganancias realizada con el pretexto de aliviar la miseria de los menesterosos, constituía una violación a la ley de prohibición de venta de bebidas alcohólicas establecida y aceptada por todos los Estados de la Federación. Que estos hechos están probados por los documentos de fe…………… y las declaraciones de los testigos………….. Que interrogado el reo acerca de este nuevo delito respondió: “El dinero obtenido en un comercio ilícito, como es el contrabando de licores, es y será el símbolo de los mercaderes en el templo, que si bien en otra ocasión arrojé del templo sin beneficio para nadie, a no ser el respeto a mi Padre, lo que fue, lo confieso, un error de mi parte, hoy arrojo a estos mismos mercaderes confiscándoles sus ganancias en bien de los menesterosos. Porque, jueces que me escucháis, yo no he guardado nada del producto del contrabando, en cambio vosotros, que no habéis cometido el mismo delito, habéis recibidos pagos por absolver a los acusados por estos mismos delitos. Así, por ejemplo, tú………., recibiste tanto dinero de tal persona, etc.” (dice la sentencia). Este nuevo insulto y delito cometido en contra de la majestad de la Justicia y a pedido del Presidente del Tribunal, no se ha consignado en este proceso, porque, por la unanimidad de los jueces se ha estimado que la declaración del reo constituye una injuria a sus jueces, expresada en la Sala de Audiencia de este Tribunal y que por decoro a la justicia no se estampa, como se ha dicho.
7º Que según la declaración de casi todos los vecinos del pueblo……….. se ha comprobado que John Peace Lowe regentaba en forma oculta un establecimiento que, bajo el pretexto de una coeducación y de dirigir la orientación de los niños “por los verdaderos caminos señalados (son sus expresiones) por la naturaleza, tributaria directa del Hacedor Supremo”, ha logrado infiltrar en niños menores de diez años el desprecio por todos los bienes terrenales adquiridos por medio del trabajo, el desprecio a la riqueza acumulada por sus padres y el desprecio de todas sus relaciones y amistades, en el sentido de que constituiría, según esta doctrina, los verdaderos causantes de su perdición sexual futura, por las hipocresías reveladas en una educación a base de la vergüenza de todo lo relacionado con el sexo. El Tribunal bien ha comprendido que estas teorías inmorales han envenenado el alma de esos niños, por lo que estos hechos constituirían el delito de corrupción de menores.
En consecuencia y vistas las disposiciones legales ……………, lo informado por el Fiscal, los testimonios y documentos agregados al proceso y el veredicto de culpabilidad dado por el Jurado, declaramos autor de los delitos enumerados en todos los considerandos de este folio a John Peace Lowe y lo condenamos a la pena de muerte, debiendo esta sentencia ejecutarse el 5 de agosto próximo, en el establecimiento penal de ……………….., a la vez que condenamos a sus cómplices por los delitos enumerados en el considerando 6º, a cinco años de presidio y a la confiscación de sus bienes hasta el monto necesario para responder de las multas, decomisos, etc., a que haya lugar, según los antecedentes que deberá certificar el Secretario del Tribunal.

______________________________________

En …………….., 5 de agosto de…….., siendo las seis horas y ante los testigos………….., se procedió a ejecutar la sentencia del H. Tribunal de Boston en la persona de John Peace Lowe. Siendo las seis horas y cinco minutos se introdujo al reo en la cámara de gas y se produjo un altercado porque no quiso ser maniatado ni vendados sus ojos, solicitando esto como una última gracia, a o que el Alcaide accedió. Cerrada por el ejecutor la cámara e introducida la sustancia respectiva en la solución que se encuentra debajo de la silla a fin de producir el gas correspondiente, hubo de repetirse por cuatro veces la operación, debiendo producirse la aireación y desintoxicación de la cámara para revisar por qué el mencionado John Peace Lowe en vez de sufrir alteración en su vitalidad y, según los declaran los testigos que firman esta acta, vieron que parecía adquirir mayor vida y una aureola de luz lo circundaba, lo que hizo pensar a los técnicos, en el primer momento, que el reo tenía en sus vestidos alguna sustancia química que, en contacto con el gas, producía la fosforescencia. Por orden el Alcaide fue desvestido y dejado, a petición de él, por un trapo que envolvía ligeramente sus partes sexuales. Entonces exclamó: “Proceded, sólo ahora moriré”. Y bien cerrada la cámara, se notó que el reo puso sus brazos en cruz y expiró, según fue constatado en seguida por el médico. Pero, a decir verdad, hubo necesidad después de quebrárseles los brazos, porque fue imposible introducirlo en el ataúd, desde el momento que no se le podía juntar los brazos al cuerpo. Esta acta fue firmada por los testigos presentes.