lunes, 7 de noviembre de 2016

CONCEPTOS SOBRE SIMBOLISMO

El siguiente es un breve artículo publicado en la revista Masónica de Chile, Octubre-Noviembre de 1949.

Si bien es cierto es un artículo muy sencillo y escueto, siempre es bueno destacar los conceptos que se manejan al interior de la Masonería, así como la forma en que se entregan estos contenidos.

Por otra parte, es bueno rescatar algunos escritos desarrollados hace más de medio siglo en le pasado.
Que lo disfruten...

**************************************************************
Desde los instantes mismos en que el neófito llega a iniciarse con los ojos cubiertos por la venda, su conciencia se ve conturbada por interrogaciones que afloran naturales, al percibir una gran cantidad de símbolos en sus primeros pasos hacia la luz.
El verdadero masón no puede contentarse con la forma, sino que debe hacer cuanto es posible para descubrir la idea que el símbolo representa. El simbolismo es como un lenguaje propio y especial de la Masonería, que todos los hermanos deben procurar comprender.
Los ´símbolos masónicos son ricos en enseñanza y adecuados para facilitar a la inteligencia los medios de comprensión. Encierran elevadas significaciones morales, intelectuales y espirituales. Sin embargo, no debemos confundirnos y dejar bien en claro que los símbolos no son la esencia de la Masonería, sino constituyen su lenguaje con que expresa sus ideas, o, en otras palabras, constituyen los medios y no el fin.
 Las religiones, las escuelas esotéricas y filosóficas también se sirven del sistema del símbolo para expresar sus ideas. Innumerables son las personas que encuentran anacrónico este sistema y estas personas que tan irreflexiblemente juzgan estas cosas, no ponen reparo en criticarlas por medio de palabras, no dándose cuenta que las palabras son símbolos de sus ideas.
Muchos actos de nuestra vida están basados en la simbología la que nos presta utilísimos servicios para expresar ideas, sentimientos o emociones. Cuando al saludaros nos dan la mano y se quitan el sombrero, con el primero simbolizan la amistad., y con lo segundo, el respeto, ya que dar la mano y quitarse el sombrero, en sí mismo, nada significa. Cuando se nos muere un ser querido, simbolizamos nuestro dolor vistiéndonos de negro y enviamos una corona a sus funerales. Cuando leemos, miramos los símbolos, que son las letras que forman las palabras y las frases. Es instintivo mover la cabeza, simbólicamente, para negar o afirmar. Nadie se negaría darle un abrazo a su madre, simbolizando el cariño que le profesamos.
Todas estas manifestaciones anteriormente descritas y muchas más encontraremos, si analizamos todas nuestras formas de manifestación substantiva, encontrando el símbolo como esencia riquísima de expresión.
Ahora bien, coloquemos el símbolo y la palabra frente a frente para observar la amplitud del primero sobre la segunda. Es manifiesta la amplitud del símbolo al libertar, al mismo tiempo que da acción, en cambio la palabra localiza y limita. Sírvanos de ejemplo comparativo en este examen del símbolo y la palabra un sustantivo muy conocido en nuestra Orden: el Compás. Como palabra nos expresa un instrumento geométrico destinado a trazar círculos y a medir ángulos. Como símbolo representa lo infinito o lo inmenso. Se traza con él líneas que no tienen principio ni fin y representa a nuestra Institución como símbolo de amor fraternal, de amor a la Humanidad, que abraca y encierra a todos sin excepciones ni exclusiones. Es el Símbolo que podría representar en su infinito a la Gran Cadena de la Fraternidad Universal. Aún podríamos seguir empleando el significado del Compás como símbolo, pero con lo anterior nos basta en el presente caso.

So continuamos observando el ritual masónico, expresado en símbolos, llegaremos a la conclusión de que es riquísimo en enseñanzas de todo género, al extremo de que puede asegurarse, sin lugar a dudas, que nos basta una vida para desentrañar de cada símbolo todas las enseñanzas que encierra, toda vez que mientras más se piensa acerca de cada uno, siempre se encuentran nuevas vetas aún inexplotadas.
Por último, agregaremos que es necesario dedicarnos con verdadero tesón a perfeccionarnos en todo sentido para esparcir al viento los beneficios que atesoran nuestros símbolos. Y sabemos que cuanto símbolo nos cierra el paso a cada instante, nos está impulsando a no acatar otra voluntad, otro dogma, que no sea el de que la conciencia, en su libre ejercicio, nos señale.
T. Z. M.
Resp. Log. Nº 23

domingo, 7 de agosto de 2016

MAGIA BLANCA Y MAGIA NEGRA

A continuación un breve escrito expuesto en reunión del Círculo Martinista "Nabusar", en la ciudad de La Serena, Chile, en el año 2014.

Cabe consignar que la Orden Martinista (tradición Papus) funciona en esta ciudad de Chile desde hace ya varios años, y específicamente este Círculo Martinista sesiona al amparo del G. M. Emmanuel Swedenborg.

*************************************************************************



Ya hemos visto y hemos hecho mención en numerosas oportunidades que una de las Leyes Universales es la Ley de la Polaridad o de los Opuestos Complementarios. Básicamente esta ley nos explica que todo en la manifestación está polarizado, y gracias a esto es que ésta puede cambiar, avanzar o retroceder, y con ello dar posibilidades a, que en forma completa, se exprese y perfeccione.
El tema a tratar en esta ocasión habla de una polaridad que puede expresarse en distintos planos o niveles de manifestación, y si el título que hemos escogido puede rescatar distintas apreciaciones en las personas: arcaico, fantasioso, misterioso, supersticioso, atemorizante, dramático, y seguramente muchos adjetivos más; es importante dejar en claro que tiene una gran importancia y está siempre vigente, especialmente en el sendero de la Iniciación espiritual. Pueden cambiar los nombres, pero las ideas prevalecerán; y aunque estamos cursando el siglo XXI, el término magia con su concepto asociado, sigue estando tan vigente como lo fue hace varias centurias y milenios atrás.
Cuando hablamos de “magia”, no nos referimos a aquellas ideas y conceptos propios de mentes primitivas, alucinadas y supersticiosas que ven en este término a causas sobrenaturales que generan hechos  que van en contra de todas las leyes naturales establecidas. En realidad estamos más de acuerdo con aquellos que piensan que la magia surge del conocimiento que puede tener una persona, y que le permita operar causas para conformar hechos o acciones, que aparentemente escapan a las leyes naturales, pero que en realidad obedecen a estas a través de relaciones y estructuras que aún no son conocidas por las mayoría de las personas. Por esta razón un filósofo o científico adelantado a su tiempo, generalmente es incomprendido y se le puede tildar de “mago”, y si tiene suerte no le traerá mayores desconciertos o zozobras a su vida, pero si tiene la desgracia ser mal comprendido, puede incluso, ocasionarle las peores de las desgracias: la muerte.
Pero, el mago además de ser un filósofo y un científico, también debe ser un artista; ya que su acción pretenderá re-crear algo de acuerdo a su voluntad, es decir su actuar tendrá un objetivo personal, el cual puede o no coincidir con el Ideal u Objetivo principal de la Creación. Y según se logre esto último podremos tener “magos” que operen en distintas direcciones, lo que en el esoterismo se ha tratado de caracterizar por colores. De esta manera podemos tener magia gris, roja, verde, azul, amarilla, etc. Pero quizás sí lo más representativo de todas estas gamas esté representada por los valores y no los colores, ya que éstos son que son justamente los pares de opuestos, sobre el cual se mueven todo el amplio espectro de los colores.: lo blanco, presencia de luz; y lo negro ausencia de la misma. Por ende al hacer una analogía de la “magia” y sus distintos niveles de expresión y la luz y su expresión en valores y colores, debemos concluir que la luz y la magia son las expresiones que unen, una en cada estructura, la totalidad de expresiones, incluso en sus opuestos completos. De acuerdo a esto la magia blanca y la negra no se diferencian en nada desde su punto de vista operativo y funcional, y la diferencia estriba en el o los objetivos que persigan, o dicho de otra manera en el sentido y dirección que se le entrega a voluntad consciente por parte del operador.
El o los objetivos del mago blanco coinciden perfectamente con el del Plan Superior o divino; podríamos decir que su voluntad personal se encuadra perfectamente con la “Voluntad Divina”. En contraste, el o los objetivos del mago negro obedecen a lo que su voluntad personal determina que es lo mejor para ella misma, independiente que puedan coincidir o no con la Voluntad Divina. Esto indica que, con su acción, el mago blanco propende a las fuerzas de la evolución y desarrollo de la creación; y por el contrario la acción del mago negro, detiene este desarrollo o evolución, y por ende facilita la involución y decrecimiento.
 

 Ya hemos visto que podemos considerar a “magia”, como cualquier cambio hecho en un plano de manifestación a partir del manejo consciente de fuerzas de un plano superior. Para ello debe haber voluntad consciente involucrada en ello. Por esta razón al hablar de mago, estamos hablando de un ser humano que ha alcanzado elevadísimos sitiales en el desarrollo del conocimiento, poderes y capacidades, y con total consciencia de lo que realiza. En consecuencia tanto los “magos blancos”, como los “magos negros”, son muy escasos en la historia humana, sin embargo, podemos encontrar una mayor cantidad de personas que, pensando que han alcanzado altos niveles de desarrollo, engañados por una fuerte ilusión o espejismo, realizan operaciones mágicas con distintos niveles de resultados, los que más bien dependerán de factores no controlados por su propia voluntad.
En lo previamente mencionado, está la explicación de por qué la magia blanca busca la ayuda de inteligencias que operan fuerzas o energías que ayuden al plan de desarrollo y evolución; también llamadas inteligencias y fuerzas de orden, divinas o angélicas, en pocas palabras lo que se entiende por la mayoría, en el contexto de la moral y ética establecido,  como el BIEN. El mago negro, en contraste, dados sus objetivos, recurre más frecuentemente a buscar ayuda entre inteligencias y fuerzas que propendan a la detención e involución, o volver atrás lo que ya se ha desarrollado; inteligencias y fuerzas que han sido llamadas como de caos, demoníacas o diabólicas; lo que en el mismo contexto moral y ético, es llamado el MAL.
Es necesario hacer mención de un concepto que se puede encontrar en las lecturas sobre magia y ocultismo. Sendero de la mano derecha y sendero de la mano izquierda, son dos términos usados para definir dos caminos a seguir para volver al Origen Primordial. El primero dice relación con la evolución de la conciencia y la iluminación; el segundo con la involución, el volver atrás y proceder al caos y la oscuridad de donde todo surgió. Pero seguramente estos conceptos se podrán ampliar más en la medida que se pueda participar de las enseñanzas de otros grados dentro de la Orden.
Para efectos de este pequeño escrito, y los objetivos que persigue, es importante que quede medianamente claro lo que el concepto magia significa en los estudios iniciáticos y esotéricos serios y verdaderos; al mismo tiempo que podamos ir dándonos cuenta, que al ingresar en el Sendero de la Iniciación Espiritual, deberemos constantemente enfrentarnos a nuestro trabajo en la dualidad y sus múltiples expresiones a través de nuestro avanzar. Por ello es que debemos estar atentos a aprender y saber discriminar, por una parte, y saber confiar por la otra, para que podamos elegir voluntariamente, que sentido daremos a nuestra vida.
Podemos adelantar que al ingresar en este “Sendero de la Iniciación Espiritual”, en una Escuela o Colegio Iniciático Real, esta elección se presentará constantemente, y es más, en la medida que más avancemos, los alcances que tendrán las decisiones que tomemos tendrán una influencia mayor y más potente, tanto en nuestras vidas como en la de otras personas. Es importante que tomemos consciencia de la responsabilidad que vamos aceptando a medida que sabemos más, tanto en forma teórica como práctica. Y si bien es cierto, quizás estamos muy lejos de transformarnos en “magos”, esto no implica que no vayamos ganando progresivamente capacidades que pueden influir nuestras vidas y la de las personas que nos rodean.  Por ello, debemos poner atención a nuestras decisiones, y aprender a discriminar si nuestros objetivos nos acercan al desarrollo, a la evolución o al servicio, o simplemente es para satisfacción personal. No obstante esto último sea el caso, no debemos asustarnos, ya que eso no nos convierte en un “mago negro”, sino simplemente indica la tendencia de nuestra voluntad; lo que no debe sorprendernos porque la gran mayoría es producto del medio en que vive y crece; pero por esto debemos aprender a conocernos y trabajar sobre aquello que no queremos ser. Recuerden que este es un camino que lleva varias vidas, lo importante es avanzar y tener la voluntad y determinación para hacerlo, a la espera de esa gran decisión, que en algún momento tendremos que tomar como alma consciente. Es importante señalar que esta decisión está simbolizada en el Arcano Mayor número 6 del tarot, en el cual se simboliza, entre otras cosas los dos Senderos integración a la Fuente original, que hacíamos mención en párrafo previo, y del cual aprenderemos un poco más en las instrucciones hacia el interior del Templo.

Para concluir, podríamos decir que el sendero de la magia blanca, es el sendero del desarrollo y ampliación de la conciencia, que nos llevará a la luz superior y a la Unidad e integración con la Fuente Original de la cual emanamos. Por otra parte la magia negra, puede ser interpretado como el apego a nuestros personalismos y la satisfacción de nuestras necesidades personales, y con ello fomentamos aún más la idea ilusoria de la separatividad, en otras palabras nos negamos a acercarnos a la Luz de la Fuente Original, para mantener nuestras prerrogativas personales e independientes.
Es mi palabra,
Álvaro López Vera           







martes, 26 de julio de 2016

CONCEPTO ESOTÉRICO DE LA SEXUALIDAD. LA POLARIDAD.



A continuación un breve escrito realizado en el contexto de un Círculo de estudios de la Orden Martinista en Chile, específicamente el Círculo G.O.M. de Santiago de Chile. la autoría es de la Hna. Alethia.
Me parece interesante que podamos tener un punto de vista más esotérico respecto a la sexualidad, y ver como esta "cualidad" imbuye todo el cosmos, aunque en este caso se referirá al ser humano en su totalidad. No obstante, Freud, aunque fue mal interpretado, dijo en alguna oportunidad que el sexo mueve al mundo y a la personas.
Espero que sirva, al menos para acrecentar nuestros propios planteamientos.

************************************************************************
1.- INTRODUCCIÓN.
El mundo en el cual nos movemos está constantemente agitado per corrientes contrarias, tal parece que sólo funcionara oponiendo a cada idea, una idea totalmente opuesta. Este fenómeno es conocido como polaridad y tiene sus manifestaciones a todo nivel.
El sexo es un ejemplo claro de ésta polaridad. En este artículo se tratará sobre el concepto esotérico del sexo y lo masculino y femenino. También se hablará acerca de la polaridad en el plano físico y en el organismo; por último se verá la interacción de estos polos opuestos: positivo y negativo en los planos no físicos.
Para la mayor comprensión es necesario dar algunas explicaciones adicionales. Se considerara al ser humano dividido en siete planos o siete cuerpos, éstos serían:
  • 1)    Plano físico: formado por el cuerpo físico.

  • 2)    Plano etérico: se encuentran aquí todas las manifestaciones energéticas, tales como electricidad, magnetismo, etc.
  • 3)    Plano emocional: formado por las emociones. 
  • 4)    Plano de la mente concreta: el cual nos sirve para trabajar con las elaboraciones más concretas y usuales de la mente.
  • 5)    Plano de la mente abstracta: en el cual se encuentran las ideas arquetípicas.
  • 6)    Plano intuicional: en el empezaría a manifestarse la dualidad.
  • 7)    Plano espiritual: en éste plano todo es uno, no existe la polaridad.
Desde otro punto de vista podemos dividir al ser humano en lo que se llama la Individualidad; formada por los tres planos superiores, es decir, mente abstracta, intuicional y espiritual; y le personalidad; formada por los cuatro planos inferiores: físico, etérico, emocional y mental concreto.
La individualidad la traeríamos al nacer y la personalidad estaría formada por el medio ambiente en que se desarrolla nuestra vida.

2.- CONCEPT0 ESOTÉRICO DEI SEXO.
Imaginemos un témpano de hielo moviéndose en el océano, un imponente témpano blanco e inmenso. Sin embargo, sabemos que por muy grande que nos parezca sólo
estamos viendo una parte pequeña del témpano, la parte más grande está sumergida en el agua, oculta a nuestra vista, pero sabemos que está ahí.
Lo mismo sucede con el sexo, la parte más conocida está a la vista de todos, pero hay otra parte, la cual está relacionada con los otros planos de existencia del ser humano, en la que también se produce esta asociación de lo masculino y lo femenino llamada relación sexual.
 Para el esoterista existe la llamada “fuerza vital” que emana de la causa primera, ésta fuerza vital se manifiesta en diferente en cada plano; sin embargo, siempre tiene el carácter divino de su origen. 
Esta fuerza es también la que sostiene la vida, la forma protegiéndola de las fuerzas disipadoras que se encuentran presentes también en la creación. Sin embargo, para que pueda llegarse a la creación de nuevas formas, esta “fuerza vital” debe bifurcarse convirtiéndose en dos fuerzas opuestas, pero que se complementan.
La parte positiva de esta fuerza vital es la estimuladora por excelencia, lo masculino, y la parte negativa, la femenina, es la que realiza el trabajo de creación por la influencia del estimulador masculino.
Este fenómeno realizado casi a todo nivel es lo que el esoterista llama relación sexual.
3.- CONCEPTO ESOTÉRICO DE LO MASCULINO Y DE LO FEMENINO.
Lo masculino y lo femenino se manifiesta en forma análoga en los diferentes planos. En el plano físico el sexo está determinado por la estructura de la forma, dicho de otra manera, por el cuerpo físico que tenemos cada uno, hombre o mujer. En los planos sutiles, lo masculino y lo femenino dependen de la fuerza relativa; por lo tanto, la polaridad se convierte en fluctuante, puede pasar de un individuo a otro sin que ello esté determinado per el sexo que se tenga en el plano físico. Per ejemple en el plano emocional, aquel que sienta más profundamente será el masculino en el plano de la emoción, y el que se sienta estimulado por éste profundo sentir será el femenino. En el plano de la mente el que conozca o sepa más será el masculino y el que desea conocer, el que es guiado hacia el conocimiento será el femenino.
4.- POLARIDAD EN EL PLANO FÍSICO.
La polaridad en el plano físico está dada por la diferenciación sexual de los individuos; esta determinación se produce en el momento de la concepción del ser humano y es la parte fundamental puesto que otorga inmediatamente un papel y una función que representar en la vida.
Toda la actividad sexual en el plano físico está determinada por la química de las glándulas endocrinas o de secreción interna; es el nivel de las hormonas existentes en la sangre lo que determina la respuesta que han de tener las personas a los estímulos del ambiente.

5.- POLARIDAD EN EL ORGANISMO.
Además de la polaridad general de masculino y femenino, hombre y mujer, existe dentro de cada individuo una polaridad secundaria, esta se debe a que los cuerpos más densos están controlados por los más sutiles, produciéndose con esto una polaridad relativa. Es necesario aclarar de que a pesar que cada cuerpo obedece a las leyes de su plano, para poder operar sobre él sólo puede hacerse desde el plano inmediatamente superior. Por ejemplo, el segunde plano, etérico, es controlado desde el tercer plano, emocional; y a su vez es desde este segunde plano, eterico, que puede controlarse el plano físico; por lo tanto, el segundo plano sería positivo con respecto al primero, pero negativo con respecto al tercero. En cuanto al tercer plano, emocional, sería positivo con respecto al segundo y negativo con respecto al cuarto, mente concreta, puesto que puede ser controlado desde este plano.
Un ejemplo de esto es la influencia que puede ejercerse sobre el físico a partir del tercer plano, de las emociones. Bien sabido es que une persona enferma si mantiene en alto su ánimo y se siente querida y emocionalmente segura tiene muchas más posibilidades de sanarse que una que no tenga éstas condiciones.
Se ha descubierto también que los niños que se crían en Instituciones tienen muchas menos probabilidades de sobrevivir que aquellas criadas en hogares de modestos recursos, en que algunas veces faltará el alimento, pero que tendrá el amor y los cuidados de sus padres.

6.- INTERACCIÓN ENTRE LO POSITIVO Y LO NEGATIVO EN LOS PLANOS NO FÍSICOS.
En esta parte se tratará de dar una idea general acerca de los otros planos.
6.1.- Segundo Plano, Etérico. Este plano está muy ligado al cuerpo físico, por lo tanto se ve influenciado por él. En este plano el sexo es lo contrario que en el cuerpo físico.
6.2.- Tercer Plano, Emocional. En este plano empieza a producirse la fluctuación de la polaridad, por lo tanto no hay una fijeza sexual, determinando la manera de funcionar si la fuerza es positiva o negativa, masculina o femenina.
Por lo tanto llamaremos masculino en este plano a aquel que tiene necesidad de expresión emocional, y el femenino será aquel que tiene necesidad de satisfacción emocional. En ambos casos totalmente independiente del sexo físico que se tenga y teniendo en consideración que esta necesidad puede cambiar, produciéndose la inversión de la polaridad.
6.3.- Tercer Plano, Mente Concreta. Al referirnos a este plano, debemos recordar lo difícil que es trabajar intelectualmente en soledad, necesitemos siempre alguien que nos estimule o a quien estimular; esto puede ser una conversación o la lectura de un libro, o incluso de un solo pensamiento. Es en esta interacción que se produce una reacción estimulante para las dos partes comprometidas y el trabajo es fructífero y grato.
El pensamiento lógico se divide en dos corrientes, la deductiva y la inductiva.
6.3.1.- Deductiva. Se puede decir que esta es la parte femenina, puesto que va de lo general a lo particular, representantes de esta corriente serían, los filósofos, puesto que enuncian principios generales sacando conclusiones a partir de éstos.
6.3.2.- Inductiva. Seria le parte masculina, puesto que a partir de lo particular va hacia lo general llegando a principios universales. Representantes de este tipo de pensamiento serían los científicos, puesto que a partir de observaciones de detalles pueden llegar a concluir leyes generales.
Todas las personas usan los dos tipos de pensamiento lógico, pero siempre hey una marcada tendencia hacia uno de ellos. Solo los más eminentes saben usar los dos tipos en forma armónica y creadora. El filósofo esotérico sabe que los dos tipos son necesarios y se complementan uno al otro y que por sí solos son estériles.
6.4.- Quinto Plano, Mente Abstracta. Este plano funciona en igual forma que el plano de la mente concreta, aunque con principios totalmente abstractos, con las llamadas ideas arquetípicas.
Este plano está desarrollado en muy pocos seres humanos; la gran mayoría de las personas tienen un funcionamiento sólo hasta el plano de la mente concrete, por más abstractas que puedan parecer sus ideas.
6.5.- Sexto Plano, lntuicional. En este plano es dónde empieza a manifestarse la dualidad.
Les personas de elevado carácter espiritual deben tener desarrollado este sexto plano, para poder dirigir la "fuerza vital“.
Si las personas son capaces de dirigir la “fuerza vital” que se manifiesta en ellos a través del sexto plano, se dice que son Iniciados y han alcanzado un alto desarrollo espiritual.
Hay en este plano dos tipos de individuos que llamaremos mónadas. Las hay aquellas inclinadas a presionar hacia la exteriorización y aquellas a presionar hacia la unión.
Al unirse estas mónadas opuestas y complementarias se produce la creación en este plano.
6.7.- Séptimo Plano, Espiritual. Aquí no existe la dualidad, todo es uno y uno es todo; se dice que este plano es el estado de amor y armonía perfectos.
Alethia